lunes, 7 de octubre de 2013

Hay momentos difíciles en la vida, momentos en los que parece que solo hay malas noticias,  que el universo se pone en tu contra... Entonces te das cuenta de que lo bueno esta en el día a día,  en lo cotidiano,  en los pequeños detalles, te centras en ello y de repente, te olvidas de todo, te da igual lo que paseen el mundo y lo que piensen los demás... Te besa y todo lo demás no importa...

lunes, 22 de julio de 2013

Un amor que no termina

Después de todo este tiempo, de subidas y bajadas, discusiones y reconciliaciones, tiempos malos y tiempos buenos.. Aquí seguimos y lo mejor de todo es seguir quedándome embobada cuando sonríes y cuando no me miras, mirarte y ver lo que nadie ve, darme cuenta de que solo tengo que verte para que se me vaya el mal humor.
Abrazarnos, tocarnos, besarnos o simplemente rozarnos.., tener pequeños detalles, una sonrisa, un guiño, una caricia.. Jugar a pelearnos como niños pequeños y reír y reír... Son pequeñas cosas que te hacen feliz día a día, que impiden que se vaya el amor y te tienen 24 h con una sonrisa.
El amor que no termina es ese que siempre se vive con madurez y al mismo tiempo como niños, es una locura, pero, para amar hay que estar un poco locos..

martes, 4 de diciembre de 2012

Me compensa y me recompensa

A mi a veces también me apetece hacer locuras, me apetece marcharme, salir, bailar, y no pensar en nada, no dar explicaciones de lo que hago, no tener horarios.. Ir de un lugar a otro sin tener que consultárselo a nadie y hacer en cada momento lo que me plazca.
Eso sería dejarme llevar por lo que me apetece, pero una vez alguien me dijo que no puedes dejarte llevar por los impulsos si no por los sentimientos y lo que debes hacer. Por lo que pienso pienso que es mas importante lo que sientes que lo que se te apetece.
Si solo hiciera eso sin preocuparme por nada ni nadie cuando llegase a casa no habría nadie esperándome, cuando tuviese frió nadie me abrazaría, si tardase en volver no habría nadie preocupado por mi, nadie contaría conmigo en sus planes ni dejaría sus cosas por pasar un rato conmigo, no habría nadie ni conmigo ni por mi.
El es el que hace esto y mucho más por mi y me compensa porque haces una locura y puedes pasártelo bien un rato pero lo bonito es cuando sonríes sin saber porqué, solo porque te mire y cuando te abraza o se preocupa por ti, cuando dice que te quiere, por eso me compensa y me recompensa. Porque pienso en perderle y me falta el aire, porque yo ya no soy nada sin el.

miércoles, 22 de agosto de 2012

El tiempo pasa despacito cuando no te tengo a mi lado.


Son muchos momentos en muy poco tiempo, momentos inolvidables.
Recuerdo cada caricia, cada beso, cada abrazo, cada mirada, cada sonrisa, cada lágrima..

En este tiempo lo has sido todo para mi, me has hecho muy feliz. He sentido cosas que nunca había sentido y me he reído y divertido muchísimo, me encanta pasar los días contigo y pelearnos, reírnos, besarnos, abrazarnos, correr, hacer el tonto por la calle, sacarte sonrisas, quererte y hasta que lloremos de emoción. Hablar como adultos y jugar como niños. Hemos hecho y sentido miles de cosas..

Y hoy quiero prometerte que todo esto nunca acabara, que si cambia solo ira a mejor, que te quiero por encima de todas las cosas y que este amor solo va a crecer porque yo sin ti ya no soy nada.

No me faltes nunca, yo nunca te voy a faltar.

sábado, 17 de marzo de 2012

Te quiero!

La verdad, no se muy bien por donde empezar.
Creo que debería hacerlo por su sonrisa, o por sus besos. Por sus caricias o sus abrazos. Por sus palabras, por sus miradas o simplemente por su respiración.
Él: es un conjunto de cosas maravillosas y necesarias en mi vida.
Necesito provocar su sonrisa cada segundo de mi vida y que no pase más de un minuto sin darme un beso. Que pase sus manos sobre el contorno de mi cuerpo y me abrace como si no hubiera mañana. También necesito que me susurre al oído, ver sus ojos alegres y brillantes cuando me mire. No verle y sentir su respiración a mi lado.
Lo que yo necesito es a ÉL.
Por que me encanta despertar y sentir nuestros pies entrelazados y sin abrir los ojos sentir su respiración tras mi espalda. Me encanta que no dependa de mi aunque me eche de menos cada segundo y que no pueda evitar sonreír cuando me mira, que alguien me nombre y le brillen los ojos, que se ponga nervioso cuando le miro y brillan los míos.
Me encantan todas las cosas que hay entorno a él, hasta el peor de sus defectos es encantador.
Me gustaría poder gritar a los cuatro vientos que le quiero y saber que nada va a poder con este amor.

jueves, 19 de enero de 2012

Catorce.

Yo no quiero una promesa de eternidad, no quiero la seguridad de que estarás siempre conmigo.
Yo quiero que me quieras día a día y que me des confianza poco a poco, que cada vez que me abraces sienta lo mismo por mucho tiempo que pase y que sigamos muriéndonos de ganas de vernos.

Quiero que cada segundo a mi lado seas feliz pero, que sepas que no voy a cambiar por ti.
Y no quiero que tu pensamiento sea el de ser felices siempre, quiero que pienses en hacerme feliz día a día.
Simplemente quiero conformarme con saber que hoy me despertare a tu lado.

martes, 3 de enero de 2012

:)


La mayoría de las niñas dicen soñar que son princesas y que su príncipe azul es perfecto…
No sé por qué pero yo nunca he sido de esas.
Siempre me ha aterrorizado el compromiso, nunca he soñado con un para siempre ni tampoco creía en el…
He de decir que me asusta, me asusta mucho, me asusta el hecho de pensar en una rutina eterna, en el momento en el que la pasión se pierde, en ese momento en el que se dejan de ver las virtudes del otro y ya solo ves defectos, ese momento en el que estas cansada de ver siempre lo mismo y ya no recuerdas la sonrisa que tenias al verle, ese instante en el que la costumbre se apodera de tu vida…
Pero ahora ha llegado él y siento que no lo quiero perder nunca, lo cual, contradice mi forma de ser.
No sé si lo quiero más o menos que a los demás pero sé que le quiero como no quise nunca a nadie.
Sé que le hago dudar pero si no quiero tanta seriedad es para evitar que la rutina me haga cansarme y poder llegar a dejar de quererle, no sé por qué pero él me ha hecho cambiar, ha cambiado mi vida y mi forma de pensar.
Él está aquí cuando quiero reír y cuando quiero llorar, cuando quiero salir o cuando quiero descansar, siempre está aquí, siempre que le necesito.
Nunca he sido una persona dependiente, es más, a veces he sentido que necesitaba estar sola, me agobia constantemente la gente pero ahora, ahora nunca quiero que se vaya de mi lado, me cuesta horrores separarme de él y eso que se que al día siguiente le veré.
También se que no soy tan cariñosa como otras personas y que me cuesta muchísimo decir lo que siento, pero hoy voy a admitir que le quiero, que siempre se dice lo mismo pero yo nunca me había sentido así y también he de decir que me he enamorado.