martes, 15 de febrero de 2011

Hoy...

Hoy es un día confuso, he reído y he llorado, fui feliz y me hundí, he estado alegre y he estado triste, pensé que no debería importarme nada y me ha importado todo.
Es un día de estos en los que deseas hablarle pero no sabes muy bien que decirle, deseas abrazarle pero por una causa u otra no llega ese momento, quieres mirarle y decirle que le quieres, que es lo mas importante para ti y lo mejor que te pudo pasar en la vida y, sin embargo, le miras esperando que el rompa ese silencio, no dice nada, bajas la mirada y vuelta a la tristeza.
Un día de estos en los que te paras a pensar en lo que a pasado a lo largo de estos días, meses, años... No estas del todo conforme con lo que has hecho y te arrepientes, aunque ese no sea tu estilo, no estas conforme con lo que haces pero no puedes cambiar. Quieres hacer algo para que todo vaya mejor pero te das cuenta de que eso no depende de ti, tu estas haciendo todo lo posible para ser feliz, es tu alrededor quien no te deja.
Hoy ha sido ese día en que necesitas que venga y por sorpresa te abrace por detrás y te diga: "eres perfecta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario