martes, 22 de febrero de 2011

sola como nunca, sola como siempre...


Y me mata el mismo sol que a ti te alumbra y me comen las pulgas y dibujo con mis manos en la mañana temprano tus ojitos en el techo y se rompen los cristales en mi pecho y pienso en los dos al compás de la tos, tan mal no lo he hecho, me vi a cagar en dios, tu lo sabes bien, que le voy a hacer, si no me hacen caso mis piessolo queda contentarse con los restos, comerse los huevos por todos aquellos que beben a morro de ti, de tus besos, morirse un poquito con tanto silencio, cerrar las cortinas, buscar otro aliento...

No hay comentarios:

Publicar un comentario