sábado, 2 de abril de 2011

Acción-reacción...

Siento que para mi la vida siempre ha ido demasiado rápido, las cosas sucedieron una tras otra, sin dejarme tiempo para pensar en mi vida, todo a sido un tipo de "acción-reacción, pregunta-decisión".
A mi no me gusta este ritmo de vida, a mi me gusta pensar lo que debo hacer y ahora que por fin todo parece calmarse, ahora que por fin tengo tiempo para pensar que hice, que hago y que haré me doy cuenta de que no quiero pensarlo porque al pensar que hice echo de menos todo aquello que un día tuve y, en fin, es demasiado para mi, pensar lo que fue y lo que es, pensar las veces que fue todo lo que ahora es nada, tantas cosas que perdí, todas las tonterías que hice, cosas que jamás me perdonare y cosas que jamás perdonare a otras personas, pienso todo lo que sufrí sin ninguna causa, todas las lagrimas que derrame para nada, todas las sonrisas que ya no volverán, todos los besos, todas las tarde de verano sentados en un banco, al sol, hablando horas y horas y horas... , todas las malas rachas y las buenas también, los momentos felices y los tristes, cada momento especial, cada una de sus sonrisas, todos los enfados, todas las reconciliaciones, todas las palabras que no llegaron a ninguna parte, todas las despedidas que sintieron ganas de volver, cada vez que me sentí sola y cada vez que quise estarlo, todas y cada una de las veces en las que pensé no poder estar mejor acompañada y todas las que pensé no volver a verle y volví, recuerdo cada carta, cada llamada, cada mensaje, cada mirada, cada gesto, cada caricia, cada abrazo, cada alegría, cada desilusión, cada consejo,... Lo recuerdo todo y pienso que nunca mas sucederá. 
Al pensar que hago me veo sola, me veo bien y mal al mismo tiempo, quiero volver a vivir todo aquello que recuerdo, quiero volver a sentirme especial por un segundo, pero, tengo miedo de volver a sentirme en lo mas alto y que suceda lo de siempre, siento que ya no puedo mas que necesito estar segura de algo en la vida, necesito decidir necesito la vida rápida de antes y no esta que me haga darme cuenta de las cosas, prefiero no ser consciente de las cosas a afrontar la cruda realidad. Puedes llamarme cobarde porque e de admitir que lo soy pero no quiero sufrir mas.
Y al pensar que haré siento incertidumbre, ganas de vivirlo y miedo al mismo tiempo, dudo pero quiero decidirme, intento dejar que todo suceda como tenga que suceder pero soy incapaz a quedarme de brazos cruzados...

No hay comentarios:

Publicar un comentario