miércoles, 21 de septiembre de 2011

Antonio García Velazquez

Cuando en la vida pasan estas cosas, suelen decirse frases echas como "siempre se van los mejores" pero esta vez es cierto, y es que, se fue el mejor, por que podría apostar lo que fuera a que todos y cada unos de los alumnos si cerramos lo ojos podemos verte camina por el pasillo del segundo piso, con esa alegría que siempre llevabas, esa manera tan peculiar de camina, tu carpesano en la mano izquierda y la derecha metida en el bolso del pantalón.
Fueron muchos los momentos contigo y ya no solo dentro de un simple aula, si no en excursiones, recreos, por el colegio, e incluso fuera del recito escolar.
Eras muy grande Antonio y para nosotros, lo seguirás siendo siempre, se llevaron a uno de los mejores,
AL MEJOR.
Y nadie es capaz de calcular el vació que dejaste aquí, familia, compañeros, alumnos, conocidos... todos te vamos a echar mucho de menos y aun que será difícil aceptarlo, seguiremos adelante, aun que nos faltará algo: tus chistes, bromas, historias y todo eso por lo que te peculiarizabas.
Se me ocurren millones de cosas mas pero eso tu ya lo sabes bien.
Nunca te olvidaremos y
gracias por todo Antonio. Descansa en paz.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

(L)

Y entonces la vio, sus miradas se encontraron y sus cuerpos se quedaron paralizados por un segundo. Poco a poco se fueron acercando y sin apartar la mirada llegaron a tenerse frente a frente.
Él, paso suavemente el brazo por su estrecha cintura hasta que cariñosamente logro rodearla. Con fuerza y dulzura la aferro a su cuerpo y sin dejar de mirarla fue, lentamente, acercándose a sus labios, y la besó.
Fue algo indescriptible, maravilloso, genial, fantástico... aquel beso. 
Sintieron como todo se paraba a su alrededor y el tiempo se congelaba.
Fue, simplemente, eterno...