lunes, 28 de noviembre de 2011

Nadie dijo que fuera fácil, es mas, no va a ser fácil.
¿Sabes el motivo por el que esto no será fácil?
Yo si, es simplemente porque merece la pena.
Lo que merece la pena es difícil, complicado e incluso doloroso pero también es satisfactorio.
Si quieres algo importante, si quieres algo bonito, si quieres algo sincero, si quieres algo puro vas a tener que luchar por ello. Toda lucha conlleva dolor y sufrimiento, conlleva amor propio, confianza, valor, fuerza pero, sabemos que si esa lucha es por algo que de verdad queremos no nos importa lo que haya que sufrir, ni confiar, porque sabemos que somos lo suficientemente fuertes para superarlo porque sabemos que tenemos las cualidades y si nos falta alguna la vamos a sacar de donde sea porque sabemos que queremos esto, sabemos que hoy y siempre vamos a querer esto.
No nos vamos a arrepentir ni vamos a echarnos atrás, esto es lo mejor que nos pudo pasar en la vida, no vamos a dejarlo pasar, lo vamos aprovechar, lo vamos a cuidar, lo vamos a mantener y cada día lo vamos a mejorar.
No tengo la menor duda, ¡sé que tú estas conmigo!

lunes, 14 de noviembre de 2011

14.

No sé bien cómo explicar lo que me pasa, nunca me había pasado algo parecido y es que en tan poco me has dando tanto que siento conocerte de toda la vida, es como si llevaras una eternidad a mi lado y tan solo llevas unos días.
Y es que desde el principio has sido cariñoso conmigo, has sido comprensivo cuando mi mal humor era insoportable, siempre que tenias un minuto libre estabas conmigo y cuando no te las intentas arreglar para estarlo. Intentas constantemente hacerme reír, me has dicho lo que sentías, cuando lo sentías y sin importarte nada y en todos estos momentos me has dejado sin palabras porque de verdad que tienes que tener un truco porque es imposible esto sino... Porque no sé como lo haces pero sonríes y me quedo prendada mirándote, hablas y solo te escucho a ti, respiras y solo con eso ya me puedo quedar horas embobada y es que no sé como en tan poco tiempo has podido llegar a ser tanto para mi, hasta que te conocí me parecía algo totalmente imposible enamorarse de esta manera y en tan poco tiempo. Pensé que ya lo había vivido todo y no, me faltaba esto. Y sé que mucha gente dice estas cosas por decir y estas palabras están infravaloradas. 
Hoy quiero que sepas que no miento cuando digo que nunca quise a nadie como te quiero a ti porque nunca nadie me había tratado como tú, no me arrepiento de mi pasado pero si de que tu no estuvieses en él y es por eso que a partir de ahora nunca nadie me va a poder separar de ti.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Lo que yo quiero...

 He llegado a la conclusión de que cada instante a tu lado debería transformarse en un beso, un abrazo, una caricia, una mirada, una palabra, un te quiero...
De que debemos aprovechar cada segundo juntos como si fuera el último, como si en el siguiente segundo se acabase el mundo.
De que debemos sorprendernos día a día y debemos evitar caer en la rutina de no besarnos y dar por hecho que nos queremos porque, por el contrario, debemos demostrárnoslo todos los días.
Y es que sabemos que llegara ese día en que los te quiero y no serán habituales, los besos serán puntuales y los abrazos inexistentes. Llegara ese día en el que la rutina se apodere de nosotros, ese día en el que la sonrisa tonta que nos sale al mirarnos desaparezca y la magia se valla poco a poco.
Lo que yo quiero conseguir es evitar esa rutina y caer en la de necesitarnos a todas horas.
Quiero que por muchos años que pasen sigas sonriendo cuando me miras, que sigas teniendo ganas de abrazarme cuando me sientas cerca y me beses inesperadamente, en cualquier momento.
Lo que yo quiero conseguir es no perder nunca toda esa magia, esta felicidad que desprendemos, el brillo de nuestros ojos cuando nos miramos. Quiero conseguir no cansarme de esto, quiero descubrir un sentimiento nuevo cada día.
Lo que yo quiero es que el mundo entero no de crédito a lo que ve y que todos se asombren de nuestro amor. Quiero estar a tu lado siempre, quiero que no me faltes nunca y estar ahí siempre que me necesites.
¡Quiero quererte siempre!