sábado, 5 de noviembre de 2011

Lo que yo quiero...

 He llegado a la conclusión de que cada instante a tu lado debería transformarse en un beso, un abrazo, una caricia, una mirada, una palabra, un te quiero...
De que debemos aprovechar cada segundo juntos como si fuera el último, como si en el siguiente segundo se acabase el mundo.
De que debemos sorprendernos día a día y debemos evitar caer en la rutina de no besarnos y dar por hecho que nos queremos porque, por el contrario, debemos demostrárnoslo todos los días.
Y es que sabemos que llegara ese día en que los te quiero y no serán habituales, los besos serán puntuales y los abrazos inexistentes. Llegara ese día en el que la rutina se apodere de nosotros, ese día en el que la sonrisa tonta que nos sale al mirarnos desaparezca y la magia se valla poco a poco.
Lo que yo quiero conseguir es evitar esa rutina y caer en la de necesitarnos a todas horas.
Quiero que por muchos años que pasen sigas sonriendo cuando me miras, que sigas teniendo ganas de abrazarme cuando me sientas cerca y me beses inesperadamente, en cualquier momento.
Lo que yo quiero conseguir es no perder nunca toda esa magia, esta felicidad que desprendemos, el brillo de nuestros ojos cuando nos miramos. Quiero conseguir no cansarme de esto, quiero descubrir un sentimiento nuevo cada día.
Lo que yo quiero es que el mundo entero no de crédito a lo que ve y que todos se asombren de nuestro amor. Quiero estar a tu lado siempre, quiero que no me faltes nunca y estar ahí siempre que me necesites.
¡Quiero quererte siempre!

1 comentario: