lunes, 28 de noviembre de 2011

Nadie dijo que fuera fácil, es mas, no va a ser fácil.
¿Sabes el motivo por el que esto no será fácil?
Yo si, es simplemente porque merece la pena.
Lo que merece la pena es difícil, complicado e incluso doloroso pero también es satisfactorio.
Si quieres algo importante, si quieres algo bonito, si quieres algo sincero, si quieres algo puro vas a tener que luchar por ello. Toda lucha conlleva dolor y sufrimiento, conlleva amor propio, confianza, valor, fuerza pero, sabemos que si esa lucha es por algo que de verdad queremos no nos importa lo que haya que sufrir, ni confiar, porque sabemos que somos lo suficientemente fuertes para superarlo porque sabemos que tenemos las cualidades y si nos falta alguna la vamos a sacar de donde sea porque sabemos que queremos esto, sabemos que hoy y siempre vamos a querer esto.
No nos vamos a arrepentir ni vamos a echarnos atrás, esto es lo mejor que nos pudo pasar en la vida, no vamos a dejarlo pasar, lo vamos aprovechar, lo vamos a cuidar, lo vamos a mantener y cada día lo vamos a mejorar.
No tengo la menor duda, ¡sé que tú estas conmigo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario