lunes, 22 de julio de 2013

Un amor que no termina

Después de todo este tiempo, de subidas y bajadas, discusiones y reconciliaciones, tiempos malos y tiempos buenos.. Aquí seguimos y lo mejor de todo es seguir quedándome embobada cuando sonríes y cuando no me miras, mirarte y ver lo que nadie ve, darme cuenta de que solo tengo que verte para que se me vaya el mal humor.
Abrazarnos, tocarnos, besarnos o simplemente rozarnos.., tener pequeños detalles, una sonrisa, un guiño, una caricia.. Jugar a pelearnos como niños pequeños y reír y reír... Son pequeñas cosas que te hacen feliz día a día, que impiden que se vaya el amor y te tienen 24 h con una sonrisa.
El amor que no termina es ese que siempre se vive con madurez y al mismo tiempo como niños, es una locura, pero, para amar hay que estar un poco locos..

No hay comentarios:

Publicar un comentario